Mejores Bicicletas Para Bebes de 1 Año

Las bicicletas para bebés de 12 meses son una forma más de que aprendan nuevas habilidades mientras se divierten. Comenzarán a aprender a mantener el equilibrio, y sirve como una primera toma de contacto con las bicicletas, como paso previo a aprender a montar en una de ellas. 

Sabemos que existe una amplia oferta en el mercado de bicis para bebés. Es por ello por lo que hemos hecho una lista con las mejores. Además, te hablamos de todos los factores que debe tener la mejor bicicleta para bebés, con el objetivo de que seas capaz de decidir cuál es la que más te conviene.

Cómo elegir una bicicleta para un niño de 1 año

Son muchas las características a tener en cuenta antes de hacernos con una bicicleta para bebés de 12 meses. Te hablaremos de cada una de ellas, de forma que seas capaz de adquirir la mejor bici para bebé.

Material

Por norma general, las bicicletas para bebes de 1 año están fabricadas de madera o plástico, lo que le dan un aspecto más de juguete. No obstante, también podemos encontrar bicis hechas de aluminio o acero, que, estéticamente, se asimilan más a las bicis de adultos.  

El metal es más resistente que el plástico, algo muy importante, ya que la bici puede sufrir golpes cuando los niños jueguen con ella. Este material incrementa el peso del producto. El plástico es más ligero, pero no soporta tan bien los golpes. Por otro lado, la madera, además de resultar bastante agradable a la vista, es muy resistente.

Manillar

Es importante observar cuánto espacio hay entre el asiento y el manillar, y a qué altura se encuentra este. Los que están demasiado bajos ponen al ciclista en una postura demasiado encorvada, que puede llegar a causar fatiga. Por otro lado, si están muy altos limitan el espacio del ciclista e impiden que este aplique más fuerza sobre el manillar. Una mayor inclinación hacia el manillar implica una mejor posición para pedalear, y por lo tanto, una postura más cómoda.

Ruedas

Las bicicletas para bebés de hasta 12 meses suelen venir con cuatro ruedas, de forma que no se trabaja demasiado el equilibrio al estar apoyados por completo en el suelo. Tampoco pueden realizarse giros con ellas, lo que las hace más seguras.

Las ruedas son las que garantizan la comodidad a la hora de desplazarse por cualquier tipo de terreno. Podemos encontrar ruedas fabricadas únicamente de plástico, que aporta una buena resistencia y son anti-pinchazos.

También podemos encontrar bicicletas con ruedas convencionales. En este caso, las ruedas cuentan con el sistema de llantas con radios típico, que permite amortiguar mejor los golpes, pero no son resistentes ante los pinchazos como el otro tipo. Además, hay que estar pendientes de la presión de la rueda.

También existen las bicicletas “de equilibrio”, que son aquellas que no tienen pedales, sólo dos ruedas. Como su nombre indica, sirven para trabajar el equilibrio. Además, no tienen frenos. Se mueven con el propio impulso que haga el niño con los pies.

Frenos

Las bicicletas para bebes de 1 año no llevan frenos; se paran poniendo los pies en el suelo. No obstante, también existen bicis con freno de contrapedal, cuyo frenado se activa al pedalear hacia atrás. 

Seguridad

Los niños están en una edad en la que es muy normal caerse. Es por eso por lo que es sumamente importante que lleven un casco, con el fin de evitar golpes en la cabeza al caerse. 

Debe ajustarse bien a la cabeza del niño, que cubra tanto la parte posterior como la frente. Lo ideal sería dos dedos por encima de las cejas, sin que quede demasiado apretado ni ejerza demasiada presión. También debemos dejar dos dedos entre la barbilla y la correa. En caso de una caída fuerte, el casco debe cambiarse por otro

Adaptabilidad

Los niños crecen mucho durante las primeras etapas de su vida. Es por eso por lo que es importante adquirir bicicletas con el sillín y el manillar regulables. Además, es importante usar la bicicleta sólo en la edad a la que está dirigida, que, en este caso, es hasta un año. 

Cómo funciona la bicicleta para bebé

Las bicis para bebé son un juguete bastante entretenido y útil, que les da cierto grado de autonomía al ser capaces de desplazarse de un lado a otro por su cuenta. Además, empiezan a aprender a mantener el equilibrio, algo esencial en sí, además de ser el primer paso para aprender a montar en una bici convencional.

Al no tener pedales, funciona con el impulso que haga tu bebé con las piernas. Cuando ya haya cogido suficiente velocidad, puede subir las piernas y jugar a mantener el equilibrio mientras la bici se mantiene en movimiento.

Conclusión

Las bicis para niños de 1 año son una excelente forma de que se diviertan mientras se mueven. Sabemos que a esta edad los niños suelen darse bastantes golpes, por lo que es importante que la bicicleta esté hecha con un material resistente. Además, no  olvides hacerte con un casco para la cabeza. Asegúrate de que el sillín y el manillar son regulables, de forma que el niño esté lo más cómodo posible.

También te puede interesar: