Cómo bañar a un Bebé

 

Consejos para Bañar a tu Bebé

Buena preparación

Una buena preparación es muy importante, para que el baño del bebé sea una experiencia relajante y agradable para tu bebé.

Momento y ambiente

Elije un momento en que tu bebé esté tranquilo y relajado para bañarle. Tómate tu tiempo y disfruta del baño con tu hijo.

Todo preparado

Ten todos los utensilios necesarios listos antes de ir a buscar al bebé para el baño. Ropa limpia (el pijama), un pañal limpio, toallas y un termómetro de baño.

Baño seguro

Coloca la bañera del bebé de modo que esté segura y estable. Asimismo, asegúrate de no llenarla con demasiada agua.

 

La temperatura correcta

Es importante que el agua del baño esté a la temperatura correcta.

Entre 35 y 37°C igual que la temperatura corporal del bebé, así no se quemará ni se enfriará muy rápidamente. La habitación debe estar también calentita (25°).

Productos de baño

Ten en cuenta que los productos de limpieza que utilices con el bebé no lleben jabon ni sean muy fuertes. Con agua bastaría pero puedes usar productos de PH neutro. Vigila que no hagan mucha espuma.

 Cómo bañar al bebé

También durante el baño debes prestar especial atención a unos puntos concretos para que el baño sresulte una experiencia positiva para el pequeño.

Cogerle bien

Para mantener seguro al niño durante el baño, pon tu brazo izquierdo en su espalda y coge su hombro izquierdo con la mano. Tu antebrazo sostiene la cabeza del bebé.

 Acostumbrarle al agua y mantener el calor

Mete al bebé poco a poco dentro del agua. Usa una esponja para verter un  poco de agua por encima de su cuerpo para mantenerlo más caliente. Además el bebé puede jugar con la esponja, así no lo encontrará aburrido.

Lavar de arriba a abajo

Lava el cuerpo de tu hijo de arriba hacia abajo por razones de higiene. Comienza en la cara, luego lavas su torso, brazos y piernas y, finalmente, limpias las nalgas y la zona genital.

Terminar el baño a tiempo

Termina el baño de tu bebé tras cinco o diez minutos, recuerda que la piel del bebé es muy sensible y podría resentirse tras mucho rato en contacto con el agua.

Sécale bien

Seca al bebé a fondo después del baño. Presta especial atención a los pliegues de la piel, si no quedan bien secos pueden irritarse.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta